La maldición de los inventarios

Son un mal necesario pero hay que saber manejarlos

 

Las empresas deben mantener mercadería en sus almacenes. Para atender a tiempo los pedidos, porque los proveedores se demoran en despachar, para cubrir eventuales problemas de abastecimiento, … En fin, la lista sigue y las razones para mantener inventario son todas válidas.

 

Pero también es cierto que mantener el inventario cuesta. Tener dinero congelado en el almacén es un lujo. Como todo empresario sabe, el dinero no es gratis. Todo dinero inmovilizado le está costando a la empresa. Lo peligroso es que –debido a la manera cómo llevamos la contabilidad- el costo de ese dinero no se registra en su totalidad en la contabilidad.

 

Y ahí es cuando empiezan los problemas. Las empresas venden ganando plata (margen bruto positivo que le dicen) pero no hay dinero suficiente para pagar la planilla. Claro, es que toda la ganancia se está quedando en el almacén o cubriendo el costo financiero del inventario.

 

Y como no hay dinero para pagar la planilla –falta del liquidez que le dicen- la empresa tiene que salir a endeudarse. Y, con esto, a pagar intereses a los bancos. Ahora entonces hemos resuelto el problema de liquidez pero ya no se gana dinero o se gana menos que antes porque hay que pagarle al banco.

 

Y como se gana menos que antes es posible que, nuevamente, no alcance para pagar la planilla. Volvimos al problema original!

Hacer gestión sobre los inventarios es crucial para asegurar la rentabilidad y liquidez de los negocios.

Otras Publicaciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>