Finanzas forenses

Interesante ver como hay gerentes que se llenan de indicadores para ver cómo va la salud financiera de su empresa. Relojitos, gráficos, semáforos, termómetros, luces que destellan y toda una parafernalia preparada para despertar de su letargo al gerente y motivarlo a tomar alguna acción.

Luego tienen que pasar por el penoso trabajo de decidir cuál es el balance final cuando algunos indicadores se muestran en rojo, otros en verde y, algunos otros muestran al barco con el agua justo en la línea de flotación. ¿Qué decidir? ¿Que a la empresa le va bien porque la mayoría de indicadores está OK? ¿Qué el negocio se está yendo a pique porque son más los indicadores en rojo que los que están en verde? Quizás se decide que no hay que hacer nada porque se tiene luces de todos los colores. Dispersión del riesgo le diría algún avezado!

Lo cierto es que hacer gestión financiera de esta manera resulta sumamente complicado. Tomar decisiones una vez que los eventos ya ocurrieron es imposible. Monitorear indicadores financieros nos permite ver si las decisiones que se tomaron en el pasado fueron acertadas o no pero, de ninguna manera, será posible modificar una decisión ya tomada tiempo atrás. Podremos enmendar y corregir pero no deshacer.

Hacer gestión financiera consiste fundamentalmente, en evaluar el impacto financiero de las decisiones antes de tomarlas. Implica que todas las personas que toman decisiones cuenten con herramientas para poder estimar el resultado que sus planes e ideas tendrán en el desempeño del negocio antes de que estos planes e ideas se implementen. Y aquí la palabra clave es “antes”. Hacemos finanzas para asegurar la rentabilidad y sostenibilidad de los negocios. No hacemos finanzas para alegrarnos o deprimirnos por las decisiones que tomamos ayer.

Los que monitorean el pasado con indicadores financieros hacen finanzas forenses. Quienes usan herramientas financieras para tomar decisiones hacen gestión financiera. Los negocios se vuelven rentables y sus dueños más ricos cuando se hace gestión financiera. Aunque parezca increíble, bastan cinco o seis herramientas para evaluar decisiones típicas del día a día y el número de errores que se comete puede prácticamente desaparecer.

Hagamos gestión y miremos para adelante.

Escrito por: Martín Reaño

Otras Publicaciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>